Feliz cumpleaños, señor Wagner

Hoy es el cumpleaños de Richard Wagner. 200 años hace que nació y seguimos escuchando su música. Muchos teatros de ópera del mundo lo están celebrando ya desde el comienzo del año con nuevos montajes de sus óperas. Hoy en los blogs de música casi no se habla de otra cosa. Y como ya hay muchos eruditos por ahí hablando de su obra y milagros, en un alarde de originalidad (!), se me ha ocurrido hacer una lista con algunas de mis escenas favoritas de sus óperas, una por obra para que no sea quilométrica.

Rienzi: “Allmächt’ger Vater”

Rienzi es una ópera que no he escuchado nunca entera, su música tiene un estilo muy distinto al del resto de la obra de Wagner y además es larguísima, como seis horas… ¡menuda pereza! De lo poco que he oído, me gustan la obertura y la oración de Rienzi. El “Allmächt’ger Vater” aparece en casi todos los discos de recitales de tenores wagnerianos y como repite el tema que se escucha en la obertura, pues te escuchas solo esto y matas dos pájaros de un tiro…

Der Fliegende Holländer: “Johoho! traft ihr das schiff im meer an”

O la Balada de Senta para los amigos. “El holandés errante” fue de las primeras óperas que me gustó de Wagner, es más facilita musicalmente que las demás (!) y además ayuda el argumento fantástico-romántico que tiene la obra, que yo también fui una niña ñoña.

Tannhäuser: “O du mein Holder Abendstern”

Aquí ya está más difícil para escoger, la ópera está llena de grandes momentos: entre la obertura, el “Dich teure Halle”, el coro de los peregrinos, el “Allmächt’ge Jungfrau” o el “Inbrust im Herzem”… Pero me quedo con el aria de Wolfram, que es de las más bellas que hay para barítono.

Lohengrin: “Einsam in trüben tagen”

De esta ópera todo el mundo conoce la Marcha Nupcial, que debe ser con la Cabalgata de las Valquirias lo más popular de la música de Wagner. Yo me quedo con el aria de Elsa del acto uno, que también se conoce como el sueño de Elsa, porque a ver quién se aprende esos títulos en alemán…

Tristan und Isolde: “O sink hernieder”

Pues no voy a poner el Liebestod, que sí, cómo no me va a gustar. Es mi ópera favorita de Wagner, me gusta de principio a fin, no le quito ni una coma (!). Pero el del acto dos es uno de los dúos amorosos más hermosos de la historia de la ópera. En esta escena se empieza a comprender que para la pareja el día está asociado a sus responsabilidades mundanas, mientras que la noche representa su unión, el éxtasis del amor físico y la idea de que sólo con la muerte (al asociar noche con noche eterna y muerte de amor) sus espíritus serán libres y podrán estar unidos para siempre.

Die Meistersinger von Nürnberg: “Morgenlich leuchtend im rosigen Schein”

Esta es la única comedia que escribió Wagner. No esperéis risas sin fin, la ópera es una especie de parábola sobre las relaciones entre el arte y quienes lo crean. La historia es sencilla y no hay ni sexo ni pecado ni enanos ni dragones ni grial… al contrario, los personajes son muy humanos. Para mi lista me quedo con el Preislied (abreviando titulos otra vez) un aria que aúna lo lírico y lo épico de la música wagneriana.

Das Rheingold: Vorspiel

Y llegamos al anillo. Del prólogo me quedo con el principio. Solo con escuchar el preludio ya te haces una idea de lo grandioso que va a ser lo que viene después. Se basa en un único leitmotif, el tema del Rin, que evoluciona en formas cada vez más elaboradas para evocar el movimiento y el ímpetu del agua.

Die Walküre: “Leb’ wohl, du kühnes herrliches Kind”

Ni cabalgata ni leches, la despedida de Wotan es lo que más me gusta. Momentazo dramático (además de musical). Wotan castiga a su hija porque esta le ha desobedecido. La despoja de su inmortalidad y la condena a dormir y a ser presa de cualquier gañán que pase por ahí… aunque Wotan se ablanda y acaba rodeándola de una llama mágica, para que por lo menos sea el más valiente el que se aproveche de ella.

Siegfried: “Heil dir, Sonne!”

De la segunda jornada escojo el despertar de Brünnhilde, que para eso es la verdadera heroína de la obra. Los Preludios de cada acto, la Canción de la Forja… hay muchas escenas elegibles, pero ¡llevo toda la ópera esperando que despierten a la muchacha!

Götterdämmerung: Inmolación de Brünnhilde

Y para terminar a gusto, el final de la ópera. En la escena final la valquiria cabalga a la pira funeraria de Siegfried, inmolándose con él. La llamas alcanzan el Valhalla, que arde con todos los dioses, el Rin se sale de sus cauces extinguiendo las llamas y así el mundo se renueva y se redime. El mundo, a través de un sacrificio, se redime por el amor. Toma final. En esta escena hay una recapitulación de los motivos más importantes de la Tetralogía, sobre todo los que representan el amor, la redención, Siegfried, el fuego mágico…

Parsifal: “Grausamer! Fühlst du im Herzen nur and’rer Schmerzen”

Y por último Parsifal, la ópera que todos los fans de Wagner escuchamos todos los años el día de  Viernes Santo. De esta ópera me gusta mucho la dualidad del personaje de Kundry: un animal servil que se humilla cuando está al servicio de los caballeros del Grial, y en cambio cuando está con Klingsor es una mujer de un gran atractivo erótico y sensualidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ÓPERA y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s