R.I.P.

kinopoisk.ru

Anuncios
Imagen | Publicado el por | Etiquetado , | Deja un comentario

La flauta mágica

Sigo con la historia de mi relación personal con la ópera.

Magic Flute Acover

La Flauta Mágica fue una de las primeras óperas de las que me enamoré. Poneros en situación, empiezan a llegar los fascículos de la colección Salvat de la que hablé en otra entrada, y tras varias óperas sobre heroínas que se vuelven locas por amor, que mueren de tuberculosis o a manos de sus amantes, llega a casa el primero con música de Mozart.

Fascinada me quedé al abrir el fascículo y ver el mundo de fantasía que aparecía en las fotos… Me acuerdo perfectamente… Lo primero que veías al abrirlo era esto:

Y después fotos de Papagenos, Reinas de la Noche, escenarios fantásticos… Y tras aquella saturación de amoríos románticos, una historia de cuentos de hadas… Que sí, que la ópera es más compleja que eso y tiene miles de lecturas y es muy simbólica, pero una niña de diez años se queda primero con las aventuras del príncipe que salva a la princesa, del pajarero que le ayuda, la bruja que quiere impedir su felicidad, las pruebas del templo… Teniendo en cuenta que mi libro favorito de aquellas era Las 1001 Noches, con La Flauta Mágica tenía una historia que se acercaba más a mis gustos personales.

En fin que antes de escucharla ya estaba muy predispuesta a que me gustase por la trama. ¿Cómo expresar lo que se siente al escuchar una ópera de Mozart por primera vez? El enamoramiento es completo. La Flauta Mágica es la ópera favorita de mucha gente y esto no es por casualidad. La música deslumbra por su belleza, es más mágica que la historia, todos los personajes tienen arias magníficas, los dúos, conjuntos y coros son maravillosos…

Supongo que le habrá pasado a alguien más, pero después de escucharla yo quería que Papageno se quedase con Pamina. Tamino me parecía un poco pesado, solo se preocupaba de pasar sus pruebas y acababa tratando un poco mal a la pobre chica… En cambio Papageno es un personaje cercano, humano y natural, que ya desde su aria de entrada demuestra su caracter alegre y despreocupado.

La versión que venía en la cassette era, si no recuerdo mal, la de Klemperer con Gedda, Janowitz, Frick, Popp y Berry. Años más tarde descubrí con disgusto que esta versión no tenía los diálogos… mira si me gustaba la ópera que quería oir incluso las partes habladas y eso que no entendía ni jota de lo que decían (si no lo leía en el libreto, claro).

También fue una de las primeras óperas que vi “representada”. Lo digo así entrecomillado porque la vi en VHS (sí soy viejuna). La película era Trollflojten, de Bergman, y se puede ver enterita en el Youtube.

Recomiendo a los que tienen niños el libro de Emanuele Luzzati, un maravilloso ilustrador y animador italiano que hizo una película animada en los años setenta de la ópera. Dirigió también dos cortos preciosos de La gazza ladra y de Pulcinella.

Lo venden en Amazon, el libro y el libro con el DVD.

Publicado en ¿Por qué me gusta la ópera? | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cierra Diverdi

logo_diverdiG

Jueves negro para la música. Si hace una semana, también en jueves, anunciaban el cierre de Harmonia Mundi Ibérica, hoy se repite la triste noticia con el cierre de Diverdi.

Estimados amigos:
Desde hace largo tiempo la crisis económica internacional, que ha afectado de manera particularmente dura a nuestro país, y las medidas fiscales y presupuestarias adoptadas por los sucesivos gobiernos, han venido incidiendo de modo particularmente sensible en los sectores de bienes de consumo no considerados de primera necesidad. Entre ellos ha resultado especialmente dañado el mercado discográfico, con una drástica caída de las ventas en todo tipo de canales de distribución y el cese de actividades de muchas tiendas e importantes empresas distribuidoras.
Diverdi ha hecho frente a esta situación en los últimos años ofreciendo un alto nivel de servicio, ampliando la oferta de producto y potenciando sus diversos instrumentos de difusión y de venta directa, sin perjuicio de realizar simultáneamente un importante esfuerzo de reducción de costes de toda clase. Pero desde comienzos del pasado ejercicio viene experimentando una adicional caída de sus cifras de venta, con masivas devoluciones de producto del comercio detallista y la incisiva competencia en precios de las plataformas extranjeras de venta on line.
Pese a las drásticas medidas adoptadas, entre las que resultan especialmente significativas el cierre del boletín, la reducción de precios y las campañas con importantes descuentos, y la disminución de sus efectivos, la situación resulta difícilmente reversible y en consecuencia, y a fin de evitar un desenlace precipitado y perjudicial para su personal y proveedores, Diverdi se ve obligada, lamentablemente, a iniciar un proceso ordenado de liquidación con vistas a un cierre cercano.
A partir de ahora, y hasta mediados de Julio, ponemos a disposición de nuestros clientes, tanto en nuestro local de Santísima Trinidad nº 1 como a través de los habituales canales de venta por correo e internet, todos nuestros productos en condiciones excepcionales de precio.
Les invitamos a aprovecharse de esta oportunidad, así como a difundirla entre cuantas personas pudieran estar interesadas. Con nuestro agradecimiento por su colaboración y fidelidad durante nuestros 23 años de actividad, les enviamos un cordial saludo.
Diverdi, S.L.
Eloy Gonzalo, 27
(entrada por Santísima Trinidad, 1)
28010 Madrid
Tel. 91 447 77 24
Fax  91 447 85 79
diverdi@diverdi.com
Publicado en MÚSICA CLÁSICA | Etiquetado , , | Deja un comentario

Feliz cumpleaños, señor Wagner

Hoy es el cumpleaños de Richard Wagner. 200 años hace que nació y seguimos escuchando su música. Muchos teatros de ópera del mundo lo están celebrando ya desde el comienzo del año con nuevos montajes de sus óperas. Hoy en los blogs de música casi no se habla de otra cosa. Y como ya hay muchos eruditos por ahí hablando de su obra y milagros, en un alarde de originalidad (!), se me ha ocurrido hacer una lista con algunas de mis escenas favoritas de sus óperas, una por obra para que no sea quilométrica.

Rienzi: “Allmächt’ger Vater”

Rienzi es una ópera que no he escuchado nunca entera, su música tiene un estilo muy distinto al del resto de la obra de Wagner y además es larguísima, como seis horas… ¡menuda pereza! De lo poco que he oído, me gustan la obertura y la oración de Rienzi. El “Allmächt’ger Vater” aparece en casi todos los discos de recitales de tenores wagnerianos y como repite el tema que se escucha en la obertura, pues te escuchas solo esto y matas dos pájaros de un tiro…

Der Fliegende Holländer: “Johoho! traft ihr das schiff im meer an”

O la Balada de Senta para los amigos. “El holandés errante” fue de las primeras óperas que me gustó de Wagner, es más facilita musicalmente que las demás (!) y además ayuda el argumento fantástico-romántico que tiene la obra, que yo también fui una niña ñoña.

Tannhäuser: “O du mein Holder Abendstern”

Aquí ya está más difícil para escoger, la ópera está llena de grandes momentos: entre la obertura, el “Dich teure Halle”, el coro de los peregrinos, el “Allmächt’ge Jungfrau” o el “Inbrust im Herzem”… Pero me quedo con el aria de Wolfram, que es de las más bellas que hay para barítono.

Lohengrin: “Einsam in trüben tagen”

De esta ópera todo el mundo conoce la Marcha Nupcial, que debe ser con la Cabalgata de las Valquirias lo más popular de la música de Wagner. Yo me quedo con el aria de Elsa del acto uno, que también se conoce como el sueño de Elsa, porque a ver quién se aprende esos títulos en alemán…

Tristan und Isolde: “O sink hernieder”

Pues no voy a poner el Liebestod, que sí, cómo no me va a gustar. Es mi ópera favorita de Wagner, me gusta de principio a fin, no le quito ni una coma (!). Pero el del acto dos es uno de los dúos amorosos más hermosos de la historia de la ópera. En esta escena se empieza a comprender que para la pareja el día está asociado a sus responsabilidades mundanas, mientras que la noche representa su unión, el éxtasis del amor físico y la idea de que sólo con la muerte (al asociar noche con noche eterna y muerte de amor) sus espíritus serán libres y podrán estar unidos para siempre.

Die Meistersinger von Nürnberg: “Morgenlich leuchtend im rosigen Schein”

Esta es la única comedia que escribió Wagner. No esperéis risas sin fin, la ópera es una especie de parábola sobre las relaciones entre el arte y quienes lo crean. La historia es sencilla y no hay ni sexo ni pecado ni enanos ni dragones ni grial… al contrario, los personajes son muy humanos. Para mi lista me quedo con el Preislied (abreviando titulos otra vez) un aria que aúna lo lírico y lo épico de la música wagneriana.

Das Rheingold: Vorspiel

Y llegamos al anillo. Del prólogo me quedo con el principio. Solo con escuchar el preludio ya te haces una idea de lo grandioso que va a ser lo que viene después. Se basa en un único leitmotif, el tema del Rin, que evoluciona en formas cada vez más elaboradas para evocar el movimiento y el ímpetu del agua.

Die Walküre: “Leb’ wohl, du kühnes herrliches Kind”

Ni cabalgata ni leches, la despedida de Wotan es lo que más me gusta. Momentazo dramático (además de musical). Wotan castiga a su hija porque esta le ha desobedecido. La despoja de su inmortalidad y la condena a dormir y a ser presa de cualquier gañán que pase por ahí… aunque Wotan se ablanda y acaba rodeándola de una llama mágica, para que por lo menos sea el más valiente el que se aproveche de ella.

Siegfried: “Heil dir, Sonne!”

De la segunda jornada escojo el despertar de Brünnhilde, que para eso es la verdadera heroína de la obra. Los Preludios de cada acto, la Canción de la Forja… hay muchas escenas elegibles, pero ¡llevo toda la ópera esperando que despierten a la muchacha!

Götterdämmerung: Inmolación de Brünnhilde

Y para terminar a gusto, el final de la ópera. En la escena final la valquiria cabalga a la pira funeraria de Siegfried, inmolándose con él. La llamas alcanzan el Valhalla, que arde con todos los dioses, el Rin se sale de sus cauces extinguiendo las llamas y así el mundo se renueva y se redime. El mundo, a través de un sacrificio, se redime por el amor. Toma final. En esta escena hay una recapitulación de los motivos más importantes de la Tetralogía, sobre todo los que representan el amor, la redención, Siegfried, el fuego mágico…

Parsifal: “Grausamer! Fühlst du im Herzen nur and’rer Schmerzen”

Y por último Parsifal, la ópera que todos los fans de Wagner escuchamos todos los años el día de  Viernes Santo. De esta ópera me gusta mucho la dualidad del personaje de Kundry: un animal servil que se humilla cuando está al servicio de los caballeros del Grial, y en cambio cuando está con Klingsor es una mujer de un gran atractivo erótico y sensualidad.

Publicado en ÓPERA | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Becoming Traviata

Han rodado un documental sobre cómo Natalie se ha preparado para cantar el personaje de Violetta en Aix y yo sin enterarme. Supongo que no lo verán mis ojos en un cine. Pero me imagino que no será difícil conseguir verlo por otros medios. En tanto, dejo links a dos críticas, la del entusiasta (fan de la Dessay fijo y cognoscenti como dice él mismo) y otra un poco más desapasionada.

Publicado en ÓPERA | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Anja Silja

110_Anja SIlja

Hoy cumple 73 años la actriz-soprano Anja Silja, grandísima intérprete de papeles de carácter al final de su carrera, como la Emilia Marty, la Priora o la Kostelnička…

Publicado en ÓPERA, Divas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La colección de ópera en cassettes de Salvat

DSC09132

En los años 80, la editorial Salvat sacó una colección estupenda de 60 cassettes, con highlights de montones de óperas desde Monteverdi a Britten. Desde los inicios hasta el s.XX. Para todos los gustos. Las versiones eran estupendas, sacadas de los fondos de la Emi y la Deutsche Grammophon entre otras compañías.

Pues bien, servidora, en vez de gastarse las cien pesetillas que le daban de “paga” en chuches, las ahorraba para comprar las cassettes. Por supuesto con mi paga solo no llegaba para comprar el tesoro, así que compartía el gasto con mis dos hermanos.

Más tarde la misma editorial sacaría una nueva colección, esta vez en cd, con las mismas óperas, pero distintas versiones. Otra vez a comprar…

La mayor desgracia… mi hermano el mayor se afanó hace años toda la colección, con la excusa de que su coche tenía radiocassette y así no tenía que comprarse cosas nuevas para escuchar. Y supongo que se quedaría también con los instructivos fascículos que venían con cada entrega de la colección. ¡Malvado!

La noticia en El País, hace 25 años.

Publicado en ¿Por qué me gusta la ópera? | Etiquetado , , | Deja un comentario